SALUD

El aceite de oliva contiene un gran número de elementos con propiedades altamente beneficiosas para la salud:

 
  • Antioxidante: El aceite de oliva contiene polifenoles que evitan la oxidación celular que provoca el envejecimiento. El aceite que contiene un grado más elevado de polifenoles es el aceite de oliva virgen extra.
  • Reduce el riesgo de osteoporosis y fracturas de los huesos.
  • Además, previene la aparición de determinados tumores, especialmente en algunos tipos de cáncer como el de colon o mama.
  • Protector del corazón: El aceite de oliva contiene ácidos oleicos, que son grasas monoinsaturadas con efectos beneficiosos para el colesterol, que reducen los niveles de colesterol malo (LDL) y aumentan los niveles de colesterol bueno (HDL), impidiendo así la obstrucción de las arterias, evitando la oxidación del colesterol LDL e incapacitándole para producir aterosclerosis. En suma, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares como el infarto y la trombosis.
  • Bueno para el sistema digestivo: El aceite de oliva mejora las funciones intestinales, digestivas y pancreáticas. Además estimula la producción biliar, inhibe la absorción del colesterol en el intestino, hace que los diabéticos necesiten menos cantidad de insulina y mejora la absorción intestinal de sales minerales.
  • Bueno para la piel: El aceite de oliva desde la antigüedad se ha utilizado como cosmético debido a sus propiedades hidratantes de la piel. Su consumo también mejora la estructura de la epidermis y retrasa el envejecimiento cutáneo.